Los renglones torcidos de Dios

Los renglones torcidos de dios

Los renglones torcidos de dios – Torcuato Luca de Tena

Argumento
Estilo
Temática
Congruencia
Personajes
Valores
Ritmo
Desenlace
Introducción
Promedio

Hola!

Hace un par de días terminé este libro. Con el cual he confesar que he tenido una suerte de amor-odio durante gran parte del libro y que me está costando clasificar como me ha gustado o no me ha gustado…

Porque no diría per sé que es un buen o un mal libro. O que está en el saco de me gusta o no me gusta. Así que pasaré a hacer la reseña.

 

Breve sinopsis

  • ¿Una detective ingresa en un psiquiátrico con el propósito de encontrar a un asesino entre los internos y solucionar un caso para el cual ha sido contratada haciéndose pasar por loca o una loca ingresa en el psiquiátrico haciéndose pasar por una detective que entra para solucionar un caso?
  • Una novela psicológica ambientada en un psiquiátrico en la que la realidad y la locura se van fusionando hasta volverse la absoluta normalidad.

 

Ficha técnica

Nº de páginas: 448

Editorial: Planeta

Idioma: CASTELLANO

ISBN: 9788408093497

Año de edición: 1999

 

Valoración personal

Este libro, Los renglones torcidos de dios, me ha costado varios años conseguir leérmelo entero, he de confesar que tengo una relación de amor odio con él. Después de que muchas personas me lo recomendaran y que en el pasado no hubiera podido hacerme con él porque la protagonista me causaba un rechazo increible, me propuse que esta vez me lo iba a leer por las bravas. Sí o sí hasta el final.

Al saber que la personaje me causaba rechazo, mis expectativas ya estaban sobre alerta y pude disfrutar hasta la mitad del libro con bastante soltura. Me había sorprendido que un libro que no me hacía con él me estaba hasta gustando, yaque la temática me llama muchísimo la atención. Así que, realmente he podido disfrutar mucho del libro cuando la trama no se interponía mucho, pero a partir de la mitad del libro, durante un cuarto de libro se me hizo literalmente insufrible.

Pero no quiero adelantaros más y vamos a ir por puntos:

Una historia psicológica en un sanatorio psiquiátrico

La historia transcurre en un sanatorio psiquiátrico en el que podemos durante bastante tiempo del libro pasearnos por las instalaciones y conocer diferentes pacientes que allí habitan. Parte que, hay que decir, es la que más he disfrutado del libro. Para documentarse, se ve que el autor se internó en un centro psiquiátrico durante algunas semanas. A pesar de ello, creo que ha reflejado de una forma infantilizada todo lo que allí pudo vivir.

Una protagonista extrema que no trago

El libro gira alrededor de Alice Gould, una detective que ingresa en el sanatorio para investigar un asesinato que se ha producido en el exterior cuyas pistas llevan a ese lugar. E ingresa como paciente con la colaboración de varios contactos pero todo parece complicarse cuando se haya dentro sin posibilidad de hablar con ninguno de ellos y en el centro nadie parece saber el verdadero motivo por el que ella está allí.

Alice Gould, lista, inteligente, con clase, culta, con ciertos aires de grandeza, es una personaje excesiva que desde el principio se me hizo bola. Un libro que no para de adorar a la protagonista y ensalzarla, mientras los personajes que están alrededor hacen lo mismo. Hecho que hizo que en varias ocasiones no pudiera continuar, pero una vez superado esto, hasta la mitad del libro se me hizo bastante llevadero. Pero a medida que su hacer y decir toman importancia se me hace bastante insufrible.

Bastante politizado

Y es que muchas de las razones por las que no soporto a la protagonista es porque por su boca, el autor aprovecha para llenar de contenido clasista y político el libro.

El libro que defino como psicológico, está publicado en una época llena de cambios en el país, pleno final de la dictatura que daba paso a la transición. Y el autor de marcado corte conservador, muy habitual en la época, aprovecha a través de su protagonista adorada, la burguesa perfecta, para reflejar sus valores conservadores como una clara aversión a la libertad sexual*, la cual en esos momentos estaba sufriendo fuertes cambios culturales de los que imagino deseaba mostrar su inconformidad.

Pone sobre la mesa el marcado conflicto del tratamiento inhumano que se hacía con pacientes en la psiquiatría tradicional y la nueva corriente que cuestionaba dichas prácticas comúnmente llamada Antipsiquiatría.

Este libro, desde que fue publicado, ha tenido mucha importancia en el mundo de la psicología, e incluso hay quien afirma que defendiendo la antipsiquiatría. No dudo de que es un libro bastante interesante en su valor periodístico para acercarnos a las prácticas en los centros santatorios psquiátricos de la época y la evolución en el trato a los pacientes que se estaba produciendo, y que a día de hoy sigue estando en un fuerte debate. No obstante, al leer el libro podemos observar que aunque ofrece algo de luz al tema, las reticencias y controversias estaban servidas y las refleja en el personaje que hace de «malo*» en esta historia.

También mezcla terminología clínica para estigmatizar la conducta humana radicalizada y confundirla con transtornos

Aspectos que ciertamente me han hecho atragantarme en más de una ocasión y digerir la obra con dificultad. Pero a la vez me han hecho conocer más en profundidad el tema y el conflicto de los que apenas sabía.

Empatizo más con el malo

El libro está divido en algo así como personajes muy buenos, adorables, ya sean locos o no, son los buenos y se nota en todo lo que hacen, piensan y están bastante deacuerdo en todo. Sería como las fuerzas del bien.

Y en contra posición están algo así como los malos, o el malo. Que además de malos a la antigua, son torpes, incompetentes

Sin embargo al leer la historia, en todo momento me siento más empatizada con unos malos que parecen más reales y lógicos como personajes que no el escuadrón del bien, perfectos, buenos y capace

*Zona Spoleirs:

Los valores conservadores que Alicia/Luca de Tena
encarnan se ven reflejados también en las alusiones a prácticas sexuales que
considera inapropiadas, viciosas o patológicas:

“Me ha dado mucha pena conocerle. Mucha. ¿Es homosexual?” (p. 170);

“¡Es repugnante! ¿Cómo
puede tolerarse que se practique el onanismo…?(p. 358);

“Volvióse y observó
a una reclusa realizando, enajenada, el vicio solitario” (p. 359).

Utiliza a la doctora Dolores para explicarle a Alicia desde un punto profesional la naturaleza de integrantes de organizaciones nacionalistas del estilo de ETA, privándoles de cualquier tipo de empatía o emoción atribuyéndoles un transtorno de la personalidad antisocial: la sociopatía.

En el texto podemos ver de que se trata.

El personaje Samuel Alvar, el villano, es el representante del movimiento antipsiquiatra en el libro.

Al comienzo, empieza siendo alabado por las progresistas reformas para mejorar la vida de los internos. Progresivamente estas reformas se cuestan por la protagonista, para ir envileciendo su personaje y volver todas sus medidas contra él.

Posteriormente se le muestra como un incompetente. Se da a entender que sus reformas producían suicidios entre los internos. Y que la libertad sexual que él no reprimía entre los internos él la utilizaba para beneficiarse a las pacientes en la consulta.

Por suerte, el autor compensa al final, salvando de la hoguera al villano Samuel Alvar, después de que todos ya habían crucificado entre todos.

Le da la razón y atribuye su incompetencia a su edad e inexperiencia y no a sus ideas, con lo que la parte politizada se suaviza al difuminar un poco las líneas de las ideas que previamente se había encargado de despreciar.

También al explicar la ribalidad insana con la propia Alicia que le ha nublado el juicio. Hace que ambos dos personajes bajen de sus respectivos pedestales de buenísima y malísimo para colocarse casi a la par, no sin antes atribuirle ciertos adjetivos peyorativos de regalo.

Lo mejor

Sin duda la temática. Atravesar las paredes de un psquiátrico e incluso las paredes de la propia locura.

Lo peor

Las perlitas ideológicas homofóbicas, conservadoras y clasistas.

Veredicto

Tengo una sensación encontrada porque a pesar que me han gustado algunas cosas del libro, hay muchas que me han desagradado y dejado muy mal sabor de boca. Por tanto finalmente el sentimiento agridulce me inclina más a un no me gusta que a un sí.

Tras mi mesecillo sin mi droga de ir a la biblioteca, el otro día me escurrí en un ratito y me cogí algunos libros para empezar octubre con buen pie. Aunque ahora que escribo esta reseña ya me he leído el primero así que probablemente, no me duren todo octubre. Mi próxima reseña será Sputnik, mi amor, una novela romántico-exintencialista de Murakami.

Publicidad: En la página puede que aparezcan anuncios o enlaces, que pueden reportar algún tipo de beneficio al gestor de la página dependiendo de tu interación con ellos, con los que se ha pactado algún tipo de acuerdo.

Encantada de que comentes en mi blog: